Nombres divertidos para llamar a su novio

Mi experiencia con la dependencia emocional

2020.05.12 00:58 DanteNathanael Mi experiencia con la dependencia emocional

Más que nada, escribo esto con la motivación de escribir la experiencia por la que he estado pasando, para ayudarme a mí a saber en qué punto me encuentro, y que si puedo hablar de algo así, y el nivel en que lo haga, para verificar mi progreso, pero también para proveer mi vida como un ejemplo si eso es algo en lo que ustedes tienen interés en o también han experimentado en su vida. Finalmente, no se trata de curar, ni de juzgar, solamente de demostrar que no estamos solos, y que si se puede, aunque muchas veces no sepamos ni por donde.
Creo que he estado así desde mi infancia. Nunca desarrolle por completo un sentido de valor propio, todo siempre dependía de la forma en la que otros me trataban. Como un niño mimado, que cualquier cosa que hiciera era una de las cosas más maravillosas que alguien haya visto, con una imaginación y un intelecto un poco raro, pues las personas se sorprendían y me querían mucho, al punto de sobreprotegerme y nunca alentarme a perseguir lo que realmente quería hacer. Supongo que empezó cuando quería tocaaprender música, y el apoyo fue mínimo porque según no había dinero y también porque "iba a desperdiciar mi vida."
Siendo alguien muy sensible y sentimental, pues todo eso me fue afectando más y más y más, hasta el punto que nada de lo que hacía me hacía sentir bien—de lo que realmente quería hacer—porque no configuraba con las expectativas que las personas tenían de mí. Y al no tener ese amor que tanto necesitaba, empecé a conformarme con hacer las cosas que ellos querían, con tal de recibir amor, pero eventualmente esto también me cansó y me volví muy cínico. Me empecé a mentir sobre mi vida, sobre que nadie me quería porque yo sí perseguía mis sueños, que era autentico, blablabla. Y también empezó a volverme muy cobarde, puesto que no contaba con el soporte de nadie si alguna vez caía o fallaba. . . . Y obviamente, también me empecé a resentir y querer venganza en contra del mundo, porque a uno de sus mejores niños lo había puesto en una vida deplorable para él. Sentía que nadie me comprendía, que nada de lo que hacía estaba bien . . . y por ello, todavía más, me volví más dependiente del amor y cariño que recibía, aunque fuera solo de una persona . . . y en ese momento descubrí lo que eran las relaciones.
Todas mis relaciones se pueden resumir en una singular historia: todo empieza bien, descubren que detrás de la fachada hay un niño amoroso, romántico y lleno de vida, lastimado y que quiere una relación. Con el paso del tiempo, mis miedos y resentimiento empiezan a brotar, ellas tratan de ayudarme, pero eventualmente la fuerza de esas emociones negativas es tanta que también las empieza a afectar, mezclándose con sus propios problemas, para terminar en un gran derrumbe invisible. Y el ciclo se repetía.
Desde la primer relación fallida (ahora son 4) me cansé de esto, pero no sabía por donde empezar. Y por esto empecé a obsesionarme con saber qué estaba pasando, y mis refugios fueron la filosofía, y eventualmente, la psicología. Pero volví a la mala costumbre de creer que los que estaban mal, los que me debían algo era el mundo, pero no era así, pues las personas son las personas y uno mismo es uno mismo. Y entonces, repetí el ciclo una y otra vez.
No fue hasta que terminó catastróficamente mi tercera relación, con Dariana, que decidí que ya era suficiente. Pero no tuve la fuerza suficiente para seguir con mi proceso, y de nuevo me hundí a depender de las personas. Me la pasaba días enteros queriendo que alguien me hablara. Empecé a considerar que mientras más bella fuera la persona, más valor como persona me estaba dando a mí, que mientras más dedicado fuera a alguien más, más valdría como persona. . . . Por su puesto que esto ultimo es verdad, pero si se hace por hacerlo, por gusto, no porque se espera obtener el amor que a uno mismo le hace falta. Y entre otras muchas creencias de gente pendeja que empezaba a creer en mi mente para justificar mi estado, para justificar mi dependencia emocional—la más cagada era esa de que "era un alma en pena, sin hogar, sin donde encajar, que estaba destinado a morir de amor, pues era lo mejor que hacía," JAJAJA.
Eventualmente me volví aún más cínico, no dependiendo de absolutamente nadie y haciendo lo que se me diera la gana, rechazando amor por todos lados y tratando de encontrar una solución a lo que quería hacer.
Y llegó sexto año . . . avanzado. Todas las vacaciones anteriores a entrar en el ciclo 2019-2020 me la pase casi sin hablar con nadie, más que jugando, escribiendo, llorando, recogiendo migajas de donde pudiera, pero realmente sin aprender nada, pero esto ultimo no lo sabía. Pero bueno, según yo ya estaba bien. Hasta me metí a una ETE, porque honestamente creía que podía, y si podía, todavía tenía tiempo de sobra, tiempo para sentirme miserable, lo cual no me gustaba para nada, pues necesitaba huir de mis emociones. . . . Y toda la historia que viene a continuación tendrá sentido al final. No se preocupen.
El punto que entré a sexto y me empecé a juntar con una de las únicas personas que conocía, Itzel. La verdad pensé que al entrar me quedaría solo un buen rato, pero estando en la puerta, me hablo y tomó de la mano, y pues me sentía muy bien, porque nunca había hablado con ella bien, nadamás nos conocíamos de vista, pero como en quinto estuve con Dariana todo el año, pues en ella me encerré, dejando incluso a mi grupo de amigos, los Tonas Brothers, a un lado. Dentro del salón, con mi ego hasta el cielo, un ego frágil y absolutamente dependiente, y empecé a instintivamente buscar chicas que me gustaran, incluso se las dije a Itzel. Jajaja. Y bueno, eran 2, C. y A., muy diferentes en personalidad, pero el mismo arquetipo de cuerpo por el que alguna razón tenía mucha atracción a. Eventualmente me decidí a querer decirle a la que más creía que me gustaba—que en realidad era la que más tenía contacto con—C. Pero no lo hice por un tiempo.
Después, de la nada, empecé a notar risas de una parte del salón, y note que venían del otro lado, por en medio . . . era Isaac y Ashley. En ese momento le dije a Itzel que me gustaría hablarles, porque me parecían lo más sinceros del salón, y también los más divertidos. Unos pocos días después fue que noté que con ellos estaba una chava que no había visto nunca antes, preciosísima . . . pero eso no fue lo que me llamó la atención. Había algo en ella que me llamaba la atención mucho más que en cualquier otro de mis simples caprichos físicos, y no sabía que era. De vez en cuando la buscaba en el salón, pero casi no la veía. Se convirtió en mi sueño, pero nunca creí que le gustaría. La veía demasiado preciosa, demasiado fuerte, demasiado brillante y feliz como para que se fijara en un mequetrefe como yo. Y por una parte, sentía que de alguna manera no estaba encajando ya con Itzel ni Fernanda . . . pero era porque mi necesidad, mi dependencia emocional, estaba empezando a nacer de nuevo. Y por la otra, Itzel me estaba diciendo que si yo me le declaraba a Camila, ella se le declararía a su crush. Como no tenía nada que perder, y pensaba que esta diosa nunca me iba siquiera a hablar, pues acepte.
En ese momento, no se qué fue primero, pero creo que hicimos equipos en Química, y yo siendo un total antisocial, no asistí a la clase en la que fueron hechos los equipos, así que me vi relegado a armar uno fuera de tiempo. En ellos se metió una amiga que ahora quiero mucho, Adally, el manitas y finalmente ella, Karla, mi sueño. . . . Obviamente mi emoción fue grande, pero realmente me relege a no querer demostrar que me interesaba, porque, para empezar, no sabía porqué me interesaba tanto. Claro, era una preciosura físicamente, se vestía bien poca madre y su personalidad irradiaba un aura bien chingona, pero no era solo eso . . . sabía que me gustaba por otra cosa más allá de su cuerpo, de lo que se podía ver. Y por la otra, Itzel y yo ya habíamos hecho esa intención. Y yo sin esperanza con ella, pues simplemente lo deje ir sin mucho. Pero mi corazón se seguía emocionando cuando hablaba con ella en esa clase, y solo era esa clase, y solo era una vez a la semana. Creo que hubo una semana en la que no hubo clase en el laboratorio, y estuve muy pinche triste porque wey, era el único momento que le podía hablar y estar cerca de ella. Aparte de todo, era muy linda conmigo, bromeábamos un poco. Recuerdo muy bien que nos dijimos que nos andaba del baño. Para cualquiera es una pendejada, pero para mí fue lo mejor de mi puta semana. Jajaja. También en mi cumpleaños, Karla me mandó un mensaje y estuve bien bien bien pinche feliz. Era lo único que necesitaba en mi vida.
Ash e Isaac iban en Italiano conmigo, y un día, de la nada, me hablaron. Como sabía que ellos estaban con Karla, y aparte porque me caían instintivamente bien, algo muy raro, pues me junte con ellos, aunque fue un poco incómodo al principio. Y me empecé a juntar con ellos un poco.
Y entonces empieza uno de los más grandes fiascos que he hecho en mi vida.
A Monse y a Itzel les mostré algo que estaba empezando a escribir, una carta. Había hablado un tanto de C. con ellas, también con Xally, porque pues no tenía nada mejor que hacer, la verdad, no era para nada wow. Al principio si fue para ella, pero con el paso de la pluma me dí cuenta de que en realidad no me gustaba. Lo único que me llamaba la atención era su cuerpo. Y pues así al chile que hueva. Pero después empecé a pensar en Karla, y uts, la pluma salio corriendo y tenía una carta lista en menos de 5 minutos. Aquí está una transcripción, con unas explicaciones entre corchetes.
"Fue creciendo poco a poco, criado en la obscuridad de mi inconsciencia, entre callejones y andenes en donde hacía tiempo no me asomaba. Al caminar el reloj, salió más y más a la luz, en las arteriales avenidas de mi percepción te encontrabas tú. Empecé a notar tu existencia. (Al principio ni la había notado, como ya mencioné.) Buscaba el veneno de tus ojos y de tu sonrisa sin realmente saber por qué. Creía que me habías gustado, encantado a mis sentidos. . . . (Química.)
"Buscaba . . . pensaba en acercarme a ti, pero no tenía una razón concreta. (Se supone que solo eramos equipo de química, ni amigos cercanos.) Después, note que tu presencia, para mí, era exactamente eso, tu presencia. La encarnación en la periferia de otro ser, de otra alma que por Poisson o Destino>! (aquí, Poisson se refiere a la probabilidad estadística de que en mi vida, en el recuadro de tiempo y espacio que habite a través de ella, Karla pudiera haber aterrizado . . . aunque, en realidad, debería de ser "Poisson y Destino," porque con Destino me refiero a aquello inconsciente en ambos que nos guió hasta ese punto en nuestra vida, pues las coincidencias no existen)!< había coincidió en espacio-tiempo mutuamente con la mía. No eres una idea, una vasija en la cual vaciar mis propias motivaciones y deseos,>! (al principio no lo era, pero después, se volvió evidente que sí)!< eres una imagen clara y táctil, una persona real que no necesito elevar a divinidad para poder apreciar que eres encantadora. (Tres dice lo contrario.)
"Quizás se note, (yo digo que sí, demasiado) que me pongo nervioso contigo, que no puedo sostener tu mirada y mi voz flaquea continuamente si de referirme a ti se trata—y ni hablar de las sonrisas estúpidas que se me dibujan y los brotes de sangre que dilatan los tejidos de mi cara. Lo cual no es tanto por cómo me siento hacía ti, si no en lo que sentirías si lo supieras. Por lo que considero este escrito un tipo de suicidio, una confesión de algo que para mí tiene los matices de un crimen . . . me entrego a salir de las sombras de mi silencio hacia los aluzamientos de tu consciencia, con el único propósito egoísta de no permanecer callado. (Ay, Dante. . . . Oh, esperen, ahí viene lo mejor:) E incluso lo hago cobárdemente, a través del lenguaje escrito, porque a) en persona me derretiría, b) se me olvidaría qué decir y c) no tengo que huir o esperar a que me escuches incómodamente. (Ja. Esto nadamás lo puse para hacerme sentir menos peor a mí mismo.)
"Pero si, C., me gustas. Y no he podido detenerme de decírselo a todos, (esto si es verdad, a muchos, en algún punto les mencioné algo de C., porque finalmente no estoy diciendo que no me gustaba, aunque fuera solo físicamente,) porque es más fácil hacer eso que decírtelo a ti, aunque no haya nada bueno en suprimir algo que disfruto sentir." (Aquí hablo de nuevo de Karla: era más fácil decirle a otra persona que me gusta que habérselo dicho a ella misma.)
Alguien alguna vez me dijo que cómo había podido escribirle eso a alguien que ni siquiera le hablaba. . . . Bueno, en vez de "C." pongan "Karla" y todo va a tener sentido. Por esta razón fue que le enseñe la carta a mis amigos. Era una confesión secreta, porque Karla era mi amiga, y no quería arruinar nuestra amistad con que me gustara. Me sentía estúpido, porque creía que no le gustaba, y después pensaba que me había gustado simplemente porque me había tratado bien y era dulce conmigo, o solamente por su cuerpo.
Pero luego, como todos saben, el 25 de octubre finalmente rompí el silencio y a todas mis amigas mujeres les dije que me estaba gustando Karla—Xally, Itzel, Monse. Al día siguiente fui con mi papá a Querétaro, y todo el trayecto me la pasé pensando en ella, hasta estaba de buenas, fotografíe todo, y a pesar de estar cansado, me quedé hablando con ella hasta las 2-3 de la mañana. Fue a la 1:21 del 27 de octubre del 2019 que la última vez que me enamoré empezó. . . . Nah, estoy exagerando, pero aquí va el porqué.
Con el paso del tiempo, noté que tenía la grandísima necesidad de solamente estar con Karla, hablar con Karla, lo que fuera. Me hice dependiente otra vez, pero esta vez ya no quería para nada eso. Estaba consciente que dentro de mí tenía que haber un proceso por el cual tendría que pasar, en el que no podría depender de ella, no podía sostenerme en ella, no tenía que sufrir por ella, y hasta cierto punto hasta alejarme de ella, porque me estaba volviendo lo que no quería, y no realmente por su culpa. Pero como siempre, los miedos empezaron a crecer dentro de mí . . . "pero que tal que se va con alguien más," "que tal que me odia por no estar listo" y, el mejor de todos, "no merezco su amor por el estado en el que estoy."
He hablado antes de esto, y de cómo a pesar de todo, merecemos amor, sin importar el estado en el que estemos. . . . Pero algo muy diferente es recibir este amor, especialmente cuando eres emocionalmente dependiente, pues para mí, solo la aprobación y el cariño de Karla me hacían sentir bien. Podía estar rodeado de personas maravillosas, amigos y familia, pero nada de ellos me llenaba tanto y me hacía sentir tan bien como que ella lo hiciera, que ella me lo diera.
Cuando empezó todo el pedo de los paros, nuestra relación tuvo un gran pico de felicidad, todo iba bien . . . hasta que sucedió que no pude mentirme más en cuanto a cómo me sentía, y el 14 de diciembre del 2019 le dije cómo me sentía realmente, con el propósito de dar a entender mi posición con respecto a todo lo que había venido ocultando. No fue para nada bueno. Mi dependencia emocional estaba a trote cuando dejamos de hablar tanto. Literal, los pensamiento de que no era suficiente, de que no estaba siendo lo suficiente amoroso, que simplemente no valía la pena como persona si Karla no estaba conmigo, se dispararon por meses, hasta que regresamos a la prepa. Entre tanto, no quería para nada enfrentarme a mis miedos, pues me estaban destrozando, no podía pasarme ni un minuto tranquilo, siempre tenía que estar haciendo algo, hablando con alguien, quería absolutamente destrozarme, suicidarme, todo era mejor que tener que enfrentarme solo a lo que me esperaba, y que estaba seguro tenía que hacer, para poder estar bien, y no depender de ella, y quizás, así arreglar nuestra relación. Todavía iba a Prepa 2 a la ETE, pero era demasiado cansado. Todos los días, el trayecto, el no tener mensajes largos con ella, el que la sintiera tan distante, me estaban absolutamente destruyendo. Ya no tenía a nadie para avisarle que ya había llegado, que ya esto, que ya aquello, mi humor se fue al carajo, y eventualmente deje de ir por completo. Me había ganado absolutamente todo.
Cuando entramos, trate de arreglar las cosas, pero para nada funcionó. Me super emputé y mandé absolutamente todo a la verga. Ese fía me fui a tomar y creo que me puse super mal. Tenía una amiga que use para no estar solo. Con el tiempo la empecé a querer, porque me parecía una buena persona, pero la única razón por la que le hable fue porque no podía conmigo mismo, necesitaba a alguien que me distrajera del hecho de que me la pasaba revisando todas las redes sociales de Karla, porque simplemente estaba tan desesperado, tan cansado de cómo me sentía, y trataba de alentarla, de que me dijera que me quería, y las veces que lo hizo, me sentía super bien, pero sabía que la forma en la que obtenía que Karla me dijera estas cosas no estaba bien. Entonces empecé a tomar más, de no ir a clases, de simplemente tratar de ignorarla, de superarla, porque yo simplemente, en mi dependencia emocional, creía que ya no me quería.
Obviamente todo esto era una mentira. Y es por eso que hablo tanto de ella en este tipo de post, y el porque digo que ella fue la que cambió mi vida.
Verán, que dependas emocionalmente de alguien no significa que no ames a esa persona, y viceversa, también no significa que realmente la ames. En mi caso, en realidad si la amo, y es por eso que empecé con todo esto. Desde cierto nivel, el amor siempre es un sacrificio, pues es un pacto . . . y ella también me amaba, en algún punto, algo que totalmente arruiné. Ella sabía que ninguno de los dos estaba listo para tener una relación, y dimos de lo mejor de nosotros, hasta que simplemente no pudimos más, y el rencor, la desesperación y la frustración nos llevaron a finalmente "romper lazos no oficialmente." ¿Y esto que tiene que ver? bueno, que simplemente, si no fuera por el haberle hecho tanto daño, el haberla decepcionado, mentido, acusado, etcétera, no tendría el propósito de cambiar, de simplemente dejarme de mamadas y seguir adelante, cueste lo que cueste.
Pero claro y por supuesto que tengo un chingo de miedos. Finalmente, pues la amo, ¿no? y cuando uno ama, uno es muy vulnerable, uno se imagina toda sarta de estupideces y le teme a muchas cosas reales, porque, a final de cuentas, nunca fuimos novios, todo era una promesa muy truculenta. Y ahora mucho menos, ella se puede ir en cualquier momento con otra persona, y no tendría absolutamente nada que reclamar, porque para empezar, fue mi culpa el no haberme preparado con anticipación para cuando llegará, el no haber sido sincero en cuanto a lo que estaba pasando, etcétera. Y es por eso que tenía tanto miedo siquiera de empezar todo el proceso. Pero pues ahora, como tal, no me queda de otra.
Y bueno, a todo esto, ¿qué es la dependencia emocional? Bueno, la verdad es que todos somos emocionalmente dependientes, pues todos queremos sentir algo, sea respeto, amor, temor, lo que sea—amor siendo uno de los principales. Pero los que están emocionalmente sanos reciben esas emociones de si mismos. Puede parecer no intuitivo, pero como la confianza, es una habilidad que puede ser trabajada en, adoptada y aprendida en cualquier punto de nuestras vidas. Y como tal, cada quien tiene una manera de alcanzar eso que se llama amor propio. Pero, ¿qué es el amor propio? Según Google, el amor propio es la "consideración y estima que una persona siente por ella misma y por la cual espera ser considerado y estimado por los demás." Siento que esperar aquí es algo muy sensible, pero hasta ahora es verdad. Y, entonces, ¿cómo es que uno desarrolla amor propio por si mismo?
Seguiré hablando de mi experiencia.
El amor propio es la habilidad para estar solo y funcionar solo. Esto significa saber cómo procesar todo de manera independiente si no se tiene a nadie cerca, el no perseguir placeres básicos, como hablarle a nuestros exes cuando nos sintamos solos, o refugiarnos en la bebida, o en la comida, o en la vida en si. Es encarar todo lo que se siente. hacerse responsable de ello y dejarlo ir. Es aceptar que a pesar de todo, uno es posible de recibir amor, y hasta que alguien lo haga, tenemos que dárnoslo nosotros mismos.
¿Cómo es que estoy construyendo mi amor propio? bueno, ocupándome de mí. La confianza es muy atractiva, esto es porque la confianza es un signo de amor propio en una área. Ahora imaginen amor propio en todas las áreas. Es por esto que muchos homosexuales llaman la atención de mujeres heterosexuales a pesar de que sea, a veces, fácil ver que los chavos son homosexuales, porque el salir adelante como algo que está visto mal socialmente, perseguido solamente por el cómo son y lo que hacen, necesita de mucho valor y aceptación propia. Esto es la clave, aceptarnos como somos. El problema viene cuando la aceptación de lo que somos nos hace encarar eso en lo que somos insuficientes. Pero, de nuevo, no olvidemos que no importa cómo estemos, somos merecedores de amor. Pero entonces significa darnos amor, y darnos amor es, inevitablemente, crecer. Cuando amamos algo nos encargamos de ello. Imaginemos a nuestra mascota, a quien la creemos inocente y merecedora de todo nuestro amor, y la cuidamos mucho más que a nosotros, le compramos comida, le hablamos, le decimos cuánto lo queremos, aunque a veces puede que se cagué por todos lados o se coma algo que no debiera. Y bueno, lo mismo es con nosotros. Amarnos significa saber lo que merecemos, lo que podemos tener, y encargarnos de lo que tenemos que hacer para vivir plenamente, "como merecemos:" es bañarse, hacer ejercicio, comer saludablemente y a horas iguales, dormir bien, no pensar cosas negativas de nosotros, no arrastrarnos por alguien que ya ni nos quiere, bailar, salir a la lluvia cuando llueva, lavarse la cara, peinarse, arreglar nuestra casa, aceptar regalos, dejar de perseguir cosas que solamente nos hacen odiarnos a nosotros mismos (como, por ejemplo, había días en los que me terminaba odiando, porque según yo no tenía nada que hacer y me puse a ver algo, pero terminé mucho más cansado que antes de hacerlo), y todo lo que se nos pueda ocurrir, la definición y lo que tenemos que hacer nuestra. Pero, empero, esto todo debe de ser soportado, basado en la premisa que también, dentro de nosotros, estamos trabajando en la manera en la que pensamos de nosotros mismos, y como tal, en las relaciones que tenemos con conceptos como "amor," "amistad," "valor," etcétera. Por ejemplo, una creencia de que "las relaciones son difíciles," está basado en el hecho de que antes puede que hayamos experimentado algo así, y simplemente lo aceptamos, porque nos veíamos como difíciles de mantener y complacer. Esto fue lo que paso con Karla. Al principio, yo no creía absolutamente nada negativo de ella, sin embargo, sobre todo esto, tenía la creencia de que "nadie me entiende, nadie me quiere y nunca me podrán perdonar . . ." ¿y qué fue lo que pasó? exactamente eso. Y no obstante, no solamente esa creencia se hizo más fuerte, también se empezaron a crear creencias especificas a ella, basadas en el comportamiento que, hasta cierto punto, YO estaba provocando.
Ahora, todo esto no significa que no vamos a hablar con nuestros amigos, conocer personas, salir, bailar, ser felices, así como tampoco que no vayamos a recaer otra vez. Lo único que significa es que vamos a dejar de depender de otras personas, y dejar, en el caso de las relaciones amorosas, no perseguirlas por un rato, darnos un respiro y la oportunidad de conocernos y mejorarnos. Finalmente, esto es lo que me impulsa, la certeza de que no importa cómo ni cuando, siempre y cuando complete lo que estoy haciendo, sin importar que extraño tanto a Karla, algún día podría casarme con ella, o con otra persona. Pero los beneficios de esto no solamente llegan hasta ahí, las relaciones en general, familiares, amigos, compañeros, extraños en la calle, mejoran increíblemente. Nos es posible ya hacer lo que queramos sin el que dirán, y realmente dedicarnos un tiempo para nosotros mismos, porque no es lo mismo estar solos que tener un momento a solas.
El día en el que escribo esto, subí una foto a mis redes, algo que en mi puta vida hago. Jajajaja. Pero tuve muchas dudas al hacerlo, porque para empezar, la foto me la tome así de la nada, casi despertando, y después, me dieron ganas de subirla. Mi primera duda fue de si lo hacía para llamar la atención, la cual pues obviamente no era la razón. Después, empecé a decir "bueno, quizás no sea mi intención llamar la atención, sin embargo lo voy a hacer, ¿realmente podré controlar mis instintos?" Y pues afortunadamente si. Digo, he contestado los mensajes con un sticker de Kirby dando florecitas, como en señal de gracias, pero a partir de ahí no he empezado como sabía que antes hubiera empezado, de "ay, no quieres ver más." Todo pendejo el vato. Y esto me tiene muy feliz, porque es como de "ahhh, no mames, pude en contra de mis mamadas para seguir mi camino limpiamente." Con esto quiero decir que . . . llevo no más de unos días así, poniéndome atención. Ha habido días en los que he llorado, me he enojado, no he podido para nada dormir bien, y sin embargo, todo esto lo acepto. Y por otra parte, ya me siento muy muy diferente de a cómo me sentía antes de empezar. Me llevo mucho mejor con mi familia (los que me conocen saben que no me llevo para nada bien con mi papá ni con su esposa . . . pues adivinen qué. JAJAJA), con mis amigos, con extraños en el internet, tengo más energía para hacer cosas de la escuela, escribir mis historias, hacer ejercicio, simplemente quererme, pues. Ahora imaginen si sigo así y sigo cavando profundo, descubriendo traumas de mi infancia y limpiando todo desde el principio. Ahhh. <3
Mientras escribo esto muchos pensamientos vienen a mi mente, pensamientos negativos y positivos. Ciertamente sigo teniendo miedo, y realmente que extraño muchísimo a Karla, pero por este amor que le tengo, que también poco a poco se está volviendo mío, es que sigo adelante y ningún día me dejo recaer en mis malos hábitos. Sea como sea, saldré mucho mejor de esto, no importa cuánto duela en algún momento. . . . Y espero que si alguno de ustedes también quiere intentarlo, tengan la seguridad de hacerlo. Ustedes son la mejor inversión que pueden hacer.
Por último, es por esto que conté la larguísima historia de cómo empezó todo con Karla y como es que para empezar oculté que me gustaba. Si hubiera tenido la seguridad y la no dependencia emocional, nada de todo lo que pasó hubiera pasado. Pero, finalmente, gracias a que pasó, es que ahora estoy en el camino en el que estoy, y por esto, muy aparte del amor, es que después de mi madre y de mi tía, le estoy agradecido con mi vida a ella, porque gracias a ellas 3 es que por fin desbloquee toda mi vida de la cárcel en la que la había puesto. Y también porque por mucho tiempo me acompaño, a pesar de que la acusaba de todo. Ella me cuido como no tienen idea en el momento más obscuro de mi vida. Y es por esto que finalmente, todo esto, todo lo que nazca de haber salido de mi depresión, de mi dependencia emocional, llevarán de algún modo su nombre, en esperanza de que alguien más crea en si mismo y no le tenga miedo al amor, ni a arriesgarse a cambiar hacia dentro, de volverse si mismo, por algo que quiere, por algo que ama.
PD: Disculpen si todo esta un poco desacomodado, estoy muy cansado porque no dormí bien, pero quería escribirlo de cualquier manera.
Edit: Ah, si. Me falto mencionar que la razón por la que estaba buscando quien me gustara y una relación no era, como alguien me dijo, por pura imágen y cuerpo, si no por recibir amor. También, pronto trataré de hablar más sobre el cómo obtener esa sensación de que también merecemos amor y cuidado, en la 2da lección de 12 Reglas para Vivir: cuida de ti mismo como si fueras alguien de quien estás encargado de.
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2018.12.26 22:29 bebesetsuko Les quiero compartir esto que le paso a mi mejor amiga en Cuernavaca Morelos. Hay que tener mucho cuidado con la policia y estar informados, desafortunadamente más como mujeres. Les dejo aquí su historia.

No soy mucho de compartir mi vida en redes sociales pero siento responsabilidad de que esta historia no se repita y quiero hacer algo al respecto. Me hubiera gustado estar más informada cuando me pasó y espero que a alguien le sirva y se convierta en un espacio de reflexión para estar preparados con estrategias en caso de que les pase algo parecido. Les comparto lo que escribí ayer:
23 de diciembre Estaba saliendo de casa de un amigo en Cuernavaca a las 11:30 de la mañana en el coche de mi hermano. Tenía que llegar a las 12 a mi casa de cuerna porque él necesitaba el coche. Iba dando vuelta en la glorieta y vi que un policía pasaba en la moto muy cerca de mi. Me vió, se asomó al coche y sentí algo... sentí que me veía, escalofríos . Seguí manejando y como 10 minutos después apareció de nuevo y me pidió que me detuviera. Me acuerdo de ese momento y siento coraje. Se que lo hizo con malicia, se que me vio sola y escotada, una víctima fácil. No iba rápido, pero la nota dice que me paró por exceso de velocidad... me paró por macho que busca ejercer su poder sobre una mujer. Me pidió me que bajara del coche y de verdad sentí terror. Estaba vestida con lo que llevaba la noche anterior, un body y pantalones negros embarrados. Espalda y busto escotado. No traía brassiere. Me pidió que abriera la cajuela. Tratando de no bajarme solo pique el botón de abrir. No quería que viera cómo estaba vestida. Me dijo que si no me bajaba me iba a tener que bajar por las malas así que me bajé y abrí la cajuela que por supuesto no traía nada que valiera la pena ver. Me pidió que me sentara en la banqueta y me quito mi bolsa con mi celular adentro. No podía hacer llamadas ni avisar a nadie lo que me estaba pasando. Llegaron dos camionetas llenas de policías, se bajaron 7 hombres y me querían subir a la camioneta. Recuerdo sus miradas, estaban viendo a una presa, burlándose. No me dejaban hablarle a mi papá, no me decían por qué me estaban deteniendo. Por un momento sentí que me estaban secuestrando. Intuí malas intenciones, abuso de poder. Pedí que llamaran a una mujer policía que me acompañara en todo el proceso. Me subieron a la cajuela de una pick up vieja. Recordé todo lo que aprendí con mi maestra de Género y Psicología. Los terrores a los que se tienen que enfrentar las mujeres. Me sentí vulnerable, sola, indefensa, impotente. Me imaginé lo fácil que sería que me hicieran lo que ellos quisieran y me desaparecieran... me convertiría en un número más de las desaparecidas. No podía sacar mi celular. “Si mi papá no sabe donde estoy no me voy a mover a ningún lugar. Así es como desaparecen las mujeres en este país. Me siento indefensa, no me siento segura. Ustedes me deberían de proteger a mí y me están llevando a no se donde sin que nadie sepa mi paradero. ¡Imagina que fuera tu hija!” La mujer policía me decía que me tranquilizara, inhalé y exhalé. Le pedí que me explicara que estaba pasando y me dijo que mi coche tenía un reporte de robo, que estaba detenida y tenían que seguir un protocolo. Protocolo mis ovarios. Ese coche lo tenemos desde el 2011. Claramente era un error, no robé mi coche. Creí que se podía solucionar rápido entonces me relajé. El policía que me detuvo me tomó una foto con su celular (luego esa foto apreció en Diario de Morelos ). Fue tan asqueroso saber que iba a tener mi foto guardada ese bastardo. Antes de que arrancara el coche le rogué a la mujer que me dejara avisar lo que me estaba pasando, que recuperara mis cosas sobre todo mi celular. Me dejó hablar con mi papá. El policía que me detuvo habló con él y le dijo que me iban a llevar a la base de Buena Vista, que ahí me podía ver. El coche arrancó hacia el lado contrario. Me llevaron a Temixco (otro municipio en Morelos) a hacerme un chequeo médico de mierda que literal me checaron la presión y que no tuviera marcas de lesiones. Llegando a Temixco volví a pedir que me dejaran llamar a mi papá para decirle que estaba en pinche Temixco y después me iban a llevar a donde le dijeron. Cuando llegamos al otro lugar me metieron en una celda donde había una botella con pipí y un sándwich desecho. No dejaron pasar a mi papá. Estuve como dos horas ahí muriendo de frío y sin saber que iba a pasar. No pude tomar agua en todo el día. Luego me llevaron al ministerio público. Me quitaron mis posesiones, mis aretes y cortaron mis pulseras. Me acompañó la policía y reviso que no trajera agujetas o navajas escondidas. Iba caminando hacia las celdas llorando. Tomaron mis huellas, me tomaron una foto con un papel con números y me metieron a una celda. A lado de mi celda había 3 más llenas de hombres que me miraban sin vergüenza, de arriba para abajo. Mi celda tenía 6 “literas” de concreto y estaba vacía. Decidí acostarme y esperar que pasara el tiempo. Esperaba que mi papá estuviera ahí pero no tenía noticias. Llegaron muchas personas a pedirme mis datos. Un señor me dijo que a partir de ese momento se iba a resolver el caso en 48 horas. “¿48 horas? Pero si mañana es navidad”. No podía creer que tomara más de unas horas comprobar mi inocencia. Sentí una impotencia. Lloré y lloré por horas, era injusto. ¿Cuantas veces pasa esto en este sistema de mierda? ¿Cuantas mujeres se van a la cárcel porque a un policía de mierda se le antoja? Le di una patada a la pared del coraje. Llegó el “médico” a mi celda y me dijo que tenía que hacer una revisión médica... me pidió que me quitara la ropa, tenía que remover mis pantalones y mi blusa y me iba a revisar que no tuviera lesiones. Me negué a hacerlo si no era una mujer la que lo hacía. Fue bizarro... tuve que firmar que me estaba negando y me dijeron que eso iba a retrasar mi liberación. Horas después llegó una mujer a hacer preguntas y anotar mis datos, le conté lo que me había dicho el médico y se sorprendió, hizo una cara de terror... eso al parecer nunca había sido parte del protocolo pero igual no dijo nada encubriendo al “medico”. Escalofríos e impotencia. Un policía llegó a decirme que me iba a hacer un favor. Me sacó de mi celda para ver a mi papá. Estaba pálido e impotente, yo no podía dejar de llorar y me dijo que había mucha gente tratando de sacarme ya. Eran las 9 de la noche y yo llevaba todo el día sin comer y sin tomar agua... sin saber nada. Ver a mi papá fue un alivio, sentir que no estaba sola y que tenía el privilegio de tener una familia y educación que me permitiría, tal vez, salir de ahi. Regresé a mi celda y fue cuando me di cuenta que esto se estaba yendo a la mierda. Llegó un policía a pasar lista y le pregunté cómo iba mi caso. Me dijo que iba a pasar navidad ahí, pero que iba a estar divertido, que no llorara. No mames. Me dijo que lo más seguro era que me fuera después a atlacholoaya, la carcel de Morelos, así que mejor disfrutara mi tiempo en los separos...que después se iba a poner peor. Después el policía que me había hecho el favor de llevarme con mi papá me avisó que “era famosa” porque había salido en las noticas... la foto que me tomó el bastardo que me detuvo estaba en los medios junto con mi nombre. “Joven que fue detenida en Morelos por robar un auto” Como a las 11 de la noche llegó una compañera a mi celda. Una mujer que había robado comida en Soriana. El tiempo se pasó más rápido con ella. Me platicó un poco sobre su vida y sentí que podía confiar más en ella que en cualquier puerco policía. Le compartí un sándwich que me había dado mi papá y en eso llegó un policía ... me avisó que iba a salir. Para ese momento mis ojos estaban más hinchados que nunca. Nunca había llorado tanto sin parar. Me tomaron otra foto y mis huellas. Cuando salí mi mamá estaba gritando para que supiera que estaba ahí. No me imagino la angustia que vivió ella. Tuve que firmar muchos papeles antes de abrazarla. Salí porque una amiga vio mi foto en la noticias y su novio tenía el contacto de una persona con mucho poder, hablo con él para que me liberaran. Antes de eso hubo mucha gente moviéndose para que fuera pronta mi liberación ¿Que hubiera pasado si no tuviera esa suerte? Seguiría ahí y posiblemente mañana estaría camino a atlacholoaya. Llegué a mi casa y vi a mis perros que no se me despegaban. Me bañé y cuando llegó mi papá nos abrazamos... él lloró y lloró como pocas veces. De impotencia, de miedo, injusticia. El reporte de robo apareció de la nada como si se hubiera hecho en el 2015... raro porque hace poco lo verificamos, estuvo en el corralón, ha pasado por el sistema y ese reporte nunca había brincado. Estoy segura que lo inventaron para llevarme. Estoy segura que el policía que me detuvo lo planeo todo y lo hace seguido. Una mafia legal. En mi celda solo pensaba cuántas cosas he dado por sentado en la vida. Mi libertad, mi familia, mi cama, mis perros, mi futuro, mis amistades, la bondad de las personas que me rodean. Por poco lo pierdo todo porque a un imbécil le dio la gana. Pedí el deseo de pasar navidad con mi familia y se cumplió. Hoy no se que hacer al respecto. Creo que para mi fue una lección de gratitud. Poder ver con claridad lo que son mis privilegios. Conocer gente cuya realidad es muy distinta a la mía. Saber cómo el sistema me puede joder. ¿Como puedo capitalizarlo? Me siento extraña de que la vida siga. Nada cambió en realidad, sería fácil fingir que no pasó. Son sentimientos encontrados. Agridulce. Quiero venganza, siento impotencia, me preocupan las mujeres que no han tenido mi suerte, siento que algo se rompió. Los comentarios en la noticia dicen cosas asquerosas. Hombres que comentan que quieren pagar mi fianza para quedarse conmigo “está encamable la morra” “también se robó mi corazón, arréstenla” “tan guapa y rata”. Pienso en las Ladys que se han hecho virales. “Lady 100 pesos” filmada por los policías y expuesta... pude ser yo, ¡soy yo! Y soy todas las mujeres que han pasado por lo mismo. Todas las personas que han sido víctimas del sistema penitenciario. ¿Que le pasa a alguien que no tiene mis privilegios? ¿Qué si esto me hubiera pasado en Argentina cuando estaba sola? No estaría en mi cama reflexionando... Escribo porque no se que más hacer, porque busco ideas para que esto se convierta en algo más. Busco también recordarlo porque mi memoria suele reprimir eventos desagradables. Busco nunca olvidar lo fácil que es perderlo todo. A veces me descubro sintiéndome culpable por mi atuendo de ese día. “Tal vez me hubiera evitado todo el desmadre si estuviera más tapada”. Es injusto que esto pase por mi mente... las mujeres nos deberíamos de poder sentir seguras con lo que carajos decidamos usar. ¿Cuántos hombres se sienten culpables por su vestimenta? Ojalá nunca me hubiera bajado del coche. Ojalá le hubiera llamado a mi papá en el segundo que me paró el policía. Ojalá hubiera sacado mi celular y grabado desde el segundo uno. ¿Alguna otra idea de cómo pude haber reaccionado? Comparto mi experiencia porque hoy veo cómo conocer sobre el feminismo posiblemente me salvó la vida. El semestre pasado tuve una clase que me educó al respecto y de no ser por lo que aprendí de la mujer feminista que impartía la materia, no habría tenido el valor de exigir los derechos que pude e intentar protegerme. Duele ver las injusticias, duele ver las desventajas de nuestro genero pero ignorarlo no nos fortalece. Nos fortalece hacer redes sororarias y alzar la voz cuando vemos a otra pasar por injusticias. Me gustaría ir a cárceles de mujeres y hacer algo, lo que sea. Escuchar sus historias, apoyar de cualquier forma. Por favor si alguien sabe algo búsquenme. Que miedo me da ser mujer en este país. https://www.facebook.com/cecicasvaz/posts/10218339067851855
submitted by bebesetsuko to mexico [link] [comments]